El bosque mediterráneo (Enrique Sánchez Molina)

Manual sobre las principales especies

que conforman los bosques en Andalucía

Para actuar sobre la naturaleza es imprescindible conocerla con detalle, su ecología, sus ritmos, tipos de suelo, etcétera. En este artículo voy a hablar desde un punto de vista botánico. La ciencia forestal se ocupa de todos esos aspectos. Es un campo muy amplio y existe una carrera universitaria dedicada a ello: ingeniería de Montes. Yo estoy haciendo un ciclo de grado superior que es el peldaño inferior a la carrera. Se llama gestión forestal y del medio natural.

Me voy a centrar en 3 géneros de plantas autóctonas de Andalucía. Los Pinos, los quercus (encinas, quejigos, robles, etc.) y las jaras.

Antes de comenzar, es necesario hacer un par de aclaraciones: A los seres vivos se les dan dos tipos de nombres: El nombre común (pino, encina, roble, romero,…): Es el nombre con el que comúnmente la gente se refiere a ellas. Este nombre varía dependiendo del lugar y cada especie tiene muchos nombres comunes. El nombre científico: éste es único para cada especie. Es el nombre que se utiliza en los ambientes técnicos. Se escribe siempre en latín y consta de 2 palabras. La primera define el género al que pertenece la especie y la segunda palabra hace referencia a alguna característica propia de la especie, por ejemplo, en las especies citadas anteriormente, pinus pinaster, quercus illex, quercus pyrenaica, rosmarinus officinalis. El nombre científico siempre es más complicado de aprender por estar escrito en latín, pero con la práctica se termina recordando.

Género Pinus

Ahora sí podemos empezar a explicar el género Pinus, del cual voy a mencionar 5 especies que son autóctonas en Andalucía y las más comunes. Para ello voy a seguir un orden que no va a ser aleatorio sino que va de menor a mayor valor ecológico:

Pino carrasco ~ pinus halepensis:

Este pino es el más feo de todos jejeje. Pero también es el que necesita menos para vivir: Necesita menos agua, menos nutrientes, menos suelo. Y también es el que crece más rápido. Es por ello que es un árbol “inferior” a sus compañeros del género Pinus. No tiene ningún aprovechamiento y su principal función, por la cual se emplea en las repoblaciones forestales, es proteger el suelo de la erosión. Después de un incendio, cómo puede ser nuestro caso en la sierra de Quéntar, el suelo queda desprotegido y es vulnerable a que la lluvia se lo lleve, por ello cuando las condiciones climáticas son de pocas lluvias y los suelos son malos se utiliza el pino carrasco para reforestar el monte.

Las características por las que se puede reconocer al pino carrasco son:

  • Piña de tamaño mediano con “pedúnculo” (esto es que tiene un rabito que la une a la rama): es el único pino que tiene ese rabo, en los demás sus piñas están pegadas a la rama.
  • “Acículas” (así se llaman las hojas de los pinos y quiere decir: con forma de aguja) no muy largas y de color verde claro.
  • Corteza del tronco de color blanquecino. 
  • Y en general cuando veáis que el pino es feo, con disposición de las ramas “alavirulé”, suele ser un pino carrasco.

Pino resinero ~ Pinus pinaster

Es un pino más bonito que el Carrasco. Como su nombre indica, es el pino del que se obtiene la resina. Los pinos que se quemaron en el incendio de Quéntar del año noventa y tres eran pinos resineros. Necesita más agua, más nutrientes y más suelo que el pino carrasco para desarrollarse. ¿Cómo reconocer al pino resinero?

  • La piña es gigante y las acículas también, en ambos casos las más grandes de todos los pinos. Las acículas pinchan mucho.
  • La corteza es muy gruesa y basta y es de color rojizo.

  • Además tiene otra característica, sus ramas crecen en verticilos (otra palabrita técnica jejeje), es decir, que todas las ramas de un año crecen a la misma altura, como si fuera en el mismo piso. Es decir que las ramas crecen por pisos, dejando huecos vacíos entre piso y piso en el tronco.

 

Pino laricio ~ Pinus nigra

Este pino es el que se encuentra mayoritariamente en la Sierra de Cazorla. Su principal característica es que el fuste (tronco) es erecto y muy alto, por lo que su aprovechamiento ha sido siempre maderero. Se usó mucho, por ejemplo, para obtener vigas para los barcos en la época en la que estos eran de madera.

10

 

 

Pino piñonero ~ Pinus pinea

Este pino ese del que se extraen los piñones para cocinar. Solo se encuentra en la zona de Cádiz, por eso no lo voy a describir. Se puede identificar porque tiene forma de paragüas.

11

 

Pino silvestre ~ Pinus sylvestris

Este es el pino más bonito de todos los que podemos encontrar en Andalucía. Es el que tiene el mayor valor ecológico. Crece de manera natural en Sierra Nevada hasta la altura de los 2000 metros. Como curiosidad, decir que también crece de manera natural en Finlandia, pero al nivel del mar (en ambos casos las temperaturas son similares). Es el pino que necesita más agua de todos, además de aguantar mejor las heladas.

Este pino es muy fácil de reconocer:

  • Sus hojas y piñas son super pequeñas, las más pequeñas de todos los pinos.
  • Su corteza se desprende en láminas finas y tiene un precioso color salmón en la parte superior.

 

Clave para identificar los pinos:

  • Hojas y piñas de tamaño mediano, piñas con pedúnculo: pino carrasco
  • Hojas y piñas muy grandes, ramas en verticilos: pino resinero.
  • Hojas y piñas muy pequeñas, corteza de color salmón: pino silvestre.

Género Quercus

Dentro de este género tenemos 5 especies también:

Encina ~ Quercus illex

Es el árbol más común de su género y la especie por excelencia del clima mediterráneo en la Península Ibérica. Antiguamente, antes de que la destrozáramos nosotros, la mayoría de la Península Ibérica estaba cubierta de encinas. A lo largo de los siglos, tras las sucesivas talas para leña, etc., hemos dejado el territorio antes cubierto de encinas relegado a aquellos espacios inaccesibles para la actividad humana, como las montañas. Las encinas y el resto de plantas del género Quercus se consideran más avanzadas en la sucesión vegetal que las del género Pinus. Las características de la encina son: hojas perennes, duras, con pinchos, del mismo color por el haz y por el envés.

Coscoja ~ Quercus coccifera

Es posible que no os suene esta especie. Se trata de una planta casi idéntica a la encina, pero que es un arbusto. Hay algunas diferencias más que permiten diferenciar a una encina pequeña de una coscoja , cómo que las hojas de la coscoja son de un verde claro por el envés( por abajo) de la hoja que por el haz, y también que el capuchón de la bellota tiene bultitos y la encina no.

Es posible que no os suene esta especie. Se trata de una planta casi idéntica a la encina, pero que es un arbusto. Hay algunas diferencias más que permiten diferenciar a una encina pequeña de una coscoja , cómo que las hojas de la coscoja son de un verde claro por el envés( por abajo) de la hoja que por el haz, y también que el capuchón de la bellota tiene bultitos y la encina no.

 

Quejigo ~ Quercus faginea

Este árbol  es muy parecido a la encina, con la diferencia que requiere más humedad para vivir. Sus hojas son de un verde más claro que la encina y suelen ser más grandes y más blandas. Además es un árbol marcescente, palabrita que proviene de “marchitar” y indica que las hojas no son caducas ni perennes, sino un paso intermedio. En el otoño las hojas se ponen de color marrón, pero no se caen al suelo, se quedan en el árbol hasta la primavera siguiente y cuándo nacen las nuevas hojas, sólo entonces las antiguas caen finalmente al suelo. Por lo tanto es muy fácil diferenciar un quejigo y una encina en invierno, porque la encina tendrá las hojas verdes y el quejigo las tendrá de color marrón. Sin embargo, en el verano a veces es complicado diferenciar si  es una encina o un quejigo.

19

Quejigo ~ Quercus faginea

 

Roble melojo ~ Quercus pyrenaica

Está especie es autóctona de Sierra Nevada, por lo tanto no voy a entrar a describirla. Solo que sepáis que tiene un gran valor botánico. En Güéjar Sierra por ejemplo hay muchos Robles melojos.

 

20

 

Alcornoque ~ Quercus suber

Esta especie ya sabéis qué es de la que se extrae el corcho. Se encuentra sobre todo en Cádiz y Sevilla, y en Granada una pequeña población en la Sierra de Lújar, cerca de la costa.

21

 

Todas estas cinco especies del género Quercus tienen bellotas, un alimento muy apreciado para los animales como los cerdos o los jabalíes.

Una última puntualización, cuándo cogemos bellotas para sembrarlas, es importante conservarlas correctamente hasta su siembra. Para ello hay que “escarificarlas”, qué consiste en ponerlas con tierra o arena húmeda, pero sin encharcarse. Esto es porque la bellota tiene mucha agua en su interior, y si las dejamos directamente metidas en una bolsa o en una caja durante mucho tiempo, lo más probable es que no germinen después.

 

Género Cistus

Y por último quiero mencionar el género Cistus, el género de las jaras. La Jara es lo de Jara y Sedal, jejeje. es un arbusto típico del bosque mediterráneo peninsular. La característica principal de las Jaras es que no huelen a nada. Hay varios tipos de Jaras:

Jara blanca ~ Cistus albidus

Está Jara quizá es la más común de todas. Se llama así porque sus hojas tienen un tono blanquecino. Sus flores son bonitas, de color morado.

22

Jara blanca ~ Cistus albidus

Romero macho ~ Cistus clusi

Esto, aunque se llame Romero macho, es una Jara. Se llama así porque se parece mucho al romero. Se diferencia de manera muy fácil porque el romero macho no huele a nada, además suele ser más alto que el romero.

23

Romero macho ~ Cistus clusi

 

Jara pegajosa ~ Cistus ladanifer

Esta Jara debe su nombre a que, efectivamente, sus hojas son pegajosas al tacto. Por lo tanto es fácil identificarla. También tiene flores muy bonitas de color blanco.

25

Jara pegajosa ~ Cistus ladanifer

Jara con hojas de Laurel ~ Cistu laurifolius

Si estás pensando que esta jara se llama así porque sus hojas se parecen a las del Laurel, estás en lo cierto.

26

Jara con hojas de Laurel ~ Cistu laurifolius

 

Y con esto se acaba el artículo. Me dejó algunas plantas más en el tintero para no alargarlo, como las aromáticas (romero, tomillo, salvia, etc.). Quiero deciros que si no conocéis esas especies, probablemente os resultarán muchas cosas nuevas. Os parecerá muy chocante tanta información de golpe. Es normal, le pasa a todo el mundo. Así que no os agobiéis. Estas cosas se conocen con la práctica, saliendo al campo con alguien que las conozca. ¡Saludos!

Enrique Sánchez Molina.

Una respuesta a “El bosque mediterráneo (Enrique Sánchez Molina)

  1. Pingback: Editorial (Invierno 2018) | La Alquería de Quéntar·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s