El movimiento En Transición

Hace aproximadamente 200 años, empezó a germinar la primera revolución industrial, debido al desarrollo de la tecnología para construir máquinas con las que extraer grandes cantidades de carbón el cual sustentó la creación de redes ferroviarias que lo distribuyó por grandes distancias, originando el nacimiento de las industrias de transformación. Este es el punto de partida del desequilibrio medioambiental que padecemos hoy en un severo grado.

El segundo hallazgo de una materia prima finita y no renovable fue el petroleo a finales del siglo XIX que es el que ha propiciado la rapidísima trasformación de nuestra civilización.

Ya en 1950 apareció en EEUU el primer ecologista, Henry Smith avisando el derrotero sin salida que la humanidad estaba adoptando. En 1970 un paisano de Henry, George Wald biólogo de Harvard afirmaba que la civilización acabaría en 1990 o 2000. Estos augurios apocalípticos hicieron germinar un interés creciente en algunos sectores de la población, derivando en la formación de grupos ecologistas con gran éxito, llegando incluso por primera vez al parlamento alemán. El impacto de la contaminación ambiental por quema de hidrocarburos, proliferación de centrales nucleares y armamento bélico nuclear, llevó al extremismo a activistas ecologistas que eligieron la lucha terrorista a finales de los años 70.

A finales de la década de los 80 surgió, tímidamente, un movimiento en Inglaterra que dio en llamarse movimiento en transición. Surgieron pequeños grupos en las urbes británicas que abogaban por ir transformando desde la sociedad el modelo de crecimiento sin limites de los gobiernos, en una realidad acorde con los limites naturales.

Fue a finales de los años 90 cuando se realizaron estudios científicos contrastados que decían que el pico del petróleo había alcanzado su cota más alta, es decir que a partir de ahí las reservas petrolíferas irían descendiendo hasta agotarse. Esta afirmación llevó a aquellos grupos de transición a dar celeridad a sus actuaciones y a poner en práctica la teoría. El municipio de Totnes, en Inglaterra, es el más avanzado del los municipios en transición y ha logrado transformar su sociedad, priorizando la adopción de energías renovables, agricultura ecológica, creación de puestos de trabajo para empresas con muy bajo impacto ambiental y motivando a sus ciudadanos a que sean felices.

En 2005 hubo una nueva revisión del pico del petroleo, y este nuevo dato, peor que el de los 90, propició la aparición de movimientos en transición en todo el planeta. La crisis económica de 2007-8 multiplicó la implantación de estos movimientos que conectados por redes pretenden llevar a cabo el paso de la transición a la realidad cotidiana.

Hace dos años cuatro personas nos reunimos en la biblioteca de Quéntar, para dar forma a una asociación, Alquería de Quéntar, proponiendo actividades culturales y lúdicas ofrecidas a los ciudadanos como alternativa. En este tiempo, creo que hemos avanzado bastante y quedan abiertas muchas más propuestas y acciones que todos y todas nos queramos dar.

Jose Luis Lozano

TRANSITION-MOVEMENT

Una respuesta a “El movimiento En Transición

  1. Pingback: Editorial (Invierno 2018) | La Alquería de Quéntar·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s